Made of Millions #DearManager
Condiciones > Trastorno obsesivo compulsivo > La sexualidad y el TOC

Sexualidad y TOC

¿Qué es sexualidad?

De la forma más sencilla, sexualidad es tu orientación o preferencia sexual. Muchas veces es definido por el sexo de tu compañero romántico o físico. La orientaciones sexuales comunes incluyen: heterosexual, homosexual, bisexual, queer, asexual y pansexual.

Las concepciones modernas de la sexualidad han cambiado mucho en las últimas décadas. Hoy en día muchas personas eligen identificarse con sexualidades u orientaciones sexuales más fluidas. No hay una preferencia sexual equivocada o correcta. Es una decisión subjetiva que cambia de persona a persona.

OCD & Sexuality

Dr. Weiner discusses OCD's relationship with a person's sexuality

¿Cómo se relaciona al TOC?

Algunas personas padecen TOC de orientación sexual. SOCD es un subtipo del TOC donde el paciente constantemente cuestiona su orientación sexual. Muchas veces, hombres y mujeres heterosexuales tienen pensamientos intrusos sobre ser atraídos a personas del mismo sexo. En cambio, hombres y mujeres gay pueden tener pensamientos sobre ser atraídos a personas del sexo opuesto. Esto se convierte en algo inquietante y confuso para el paciente porque sus preocupaciones no se alinean con el sistema de valores e la identidad al que se adhieren.

Otro tipo de TOC basado en la sexualidad es el TOC de Pedofilia, (POCD, por sus siglas en inglés) (links to POCD article page). POCD es un subtipo donde los pacientes experimentan pensamientos indeseados sexuales o de hacer daño que involucran a los niños. Se obsesionan con la posibilidad de ser atraídos a niños menores de edad y constantemente intentan de demostrarse a sí mismos que no son un peligro. POCD puede perjudicar relaciones y hacer que una persona hasta evite a sus propios hijos. Por ejemplo, un paciente podría pedirle a su pareja de cambiar un pañal y de nunca dejarlo solo con un niño. Si no tienes hijos propios, puede que evites sitios como las escuelas y parques donde habrán niños presentes.

¿Qué puedo hacer al respecto?

Desde el trabajo hasta la habitación, los pensamientos sexuales indeseados pueden surgir en cualquier momento. Muchos pacientes temen la aparición de pensamientos intrusos durante momentos de intimidad sexual. Es uno de los momentos más inquietantes para que surjan estos pensamientos. El temor de que los pensamientos sexuales invadan un espacio personal hace que muchos pacientes eviten el sexo con sus parejas. A la larga, esto puede tallar la relación de una persona y causar mayores problemas.

Algunos ejemplos de pensamientos TOC durante sexo serían un hombre teniendo sexo con su pareja femenina y pensar en su mejor amigo desnudo. O una persona teniendo sexo e imaginar a un miembro de su familia en vez que a su pareja. Estos pensamientos también pueden surgir durante la masturbación.

Si padeces de un subtipo basado en la sexualidad como el POCD o HOCD, o luchas contra los pensamientos intrusos en momentos de intimidad, las actividades de concienciación y el tratamiento EPR a menudo son la mejor ruta. La EPR es cuando te expones voluntariamente a la fuente de tu miedo una y otra vez hasta que tu cerebro deje de obsesionarse por él. El enfrentamiento repetido a la cosa que te da miedo le obliga a tu cerebro a reconocer cuán irracional es. La concienciación también puede ser beneficioso. Si experimentas un pensamiento intruso, aprende a dejar que exista. Intenta permitirte de aceptar el pensamiento y darle el tiempo que necesita para pasar por ti. No le asignes ningún peso o valor.

Hay otras opciones de tratamiento también. Una basada en la concienciación: la terapia cognitivo-conductual, también conocida como la TCC, que les enseña a las personas a identificar, entender y cambiar el patrón y comportamientos del pensamiento negativo. A los pacientes se les enseña las habilidades para resolver problemas durante las lecciones de terapia y después son instruidos a practicarlos a solas para crear hábitos positivos.

Apoya nuestro trabajo

Nuestra misión es cambiar la manera en que el mundo percibe la salud mental.