Made of Millions #DearManager
Condiciones > Trastorno obsesivo compulsivo > La comorbilidad y el TOC

La comorbilidad y el TOC

¿Qué es la comorbilidad?

Comorbilidad quiere decir que padeces más de una enfermedad crónica o condición a la vez. Las condiciones que se sobreponen pueden ser mentales y físicas. Por ejemplo, el tener ansiedad o depresión, o padecer diabetes y ansiedad. Comorbilidad también implica interacciones entre las enfermedades que tienen el potencial de empeorarlas. En otras palabras, los síntomas de uno impactan al otro y viceversa. Comorbilidad es tan común que cerca de 50% de personas con un trastorno cumplen los criterios para un segundo trastorno.

What is Comorbidity?

Dr. Phillipson defines and discusses comorbidity.

¿Cómo se relaciona al TOC?

Muchas personas con TOC padecen de otro trastorno también. Algunas de las comorbilidades comunes que coexisten con el TOC son parte del espectro depresión-ansiedad, como el trastorno de pánico, ataques de pánico, trastorno de ansiedad generalizada (TAG), trastornos de alimentación, trastorno dismórfico corporal y rasgos de perfeccionismo.

Vamos a analizarlos uno por uno…

TOC y Depresión

Todos nos ponemos tristes. Los problemas en el trabajo, casa o relaciones personales tienen el potencial de darnos miedo, hacernos sentir solos, enojados y cansados. Sin embargo, para aquellos diagnosticados con depresión, este “bajón” es mucho más severo y común.

Cerca del 60% de las personas que padecen TOC tienen por lo menos un gran episodio depresivo en sus vidas. Y para muchos, la depresión es continua. La depresión es mucho más común entre las mujeres por los niveles cambiantes de las hormonas. De hecho, es tres veces más probable que las mujeres se depriman más que los hombres. Mientras que sea común que el TOC y la depresión se sobrepongan, la depresión suele ser secundaria al TOC de una persona. Esto quiere decir que los síntomas del TOC muchas veces son los causantes de la depresión, y no al revés. Ya que los pacientes pasan mucho tiempo intentando escapar su condición (esto es. constantemente cuestionando, evitación, retiro social, etc. ) corren el riesgo de que sus comportamientos del TOC provoquen la depresión.

Distinguir entre TOC y depresión puede ser muy difícil. Si estás confundido y preocupado, consulta a un profesional. No te aísles y no tengas miedo de hablarlo con otros. Puede que pienses que nadie te entenderá, pero lo harán.

TOC y La Baja Auto-Estima

El que te importe cómo el mundo te percibe es común. Sentir vergüenza sobre algo que dijiste, hiciste o pensaste no quiere decir que padeces un trastorno. Pero, para aquellos con TOC, la constante ansiedad sobre la naturaleza de su carácter puede ser debilitante. Muchas personas con TOC piensan que sus pensamientos intrusos los define y que son un reflejo de quienes son. Se obsesionan sobre ser una “mala persona”.

Pensar de esta manera puede crear la ilusión de baja auto-estima, lo cual es un aspecto de comorbidad común del TOC. Es importante entender que la ilusión de una baja auto-estima está completamente separada de tu carácter. Si te crees la idea de “bueno versus malo” tu cerebro siempre encontrará pruebas de que eres una mala persona. Esto no es verdad. Tú no eres tus pensamientos intrusos. No te definen.

TOC y el Trastorno de Ansiedad Generalizado

Existe una gran coincidencia, y a veces confusión, entre el trastorno de ansiedad generalizada (TAG) y el TOC. La diferencia entre los dos es sencilla: cuando se trata del TAG, los miedos suelen ser basados en la realidad, en cambio con el TOC, los miedos no son igual de realistas.

  • A menudo, el trastorno de ansiedad generalizada suena así: ¿Voy a perder mi trabajo? ¿Me va a dejar mi novio o novia? ¿Me puse el color de vestido equivocado al trabajo hoy?
  • Frecuentemente el TOC suena así: ¿Habrá SIDA en la manilla de la puerta? ¿Podría quedar embarazada si me siento en el asiento del inodoro? ¿Podría contraer herpes tocando esta pared? 

Cuando las personas experimentan TAG y TOC, las preocupaciones toman el tema de lo que sea emocionalmente relevante para esa persona. Tanto TAG como TOC pueden ser tratados con la misma técnica. No es igual de importante determinar cuáles pensamientos son causados por TAG y cuáles por TOC. Es más importante enfocarse en los miedos específicos.

TOC y Ataques de Pánico o Trastorno de Pánico

El trastorno de pánico es un trastorno de ansiedad donde una persona experimenta un ataque de pánico repentino. Muchas veces aparecen de la nada. Cada año 1 de 10 adultos en los EEUU tiene un ataque de pánico, y cerca de 1/3 de adultos tienen un ataque de pánico durante su vida. Esto no quiere decir que padecen un trastorno de ansiedad. Sólo el 3% de adultos padecen el trastorno, y para ellos, los ataques ocurren con más frecuencia. De este 3%, es más común en las mujeres que hombres.

La coincidencia entre el TOC y el trastorno de pánico puede ser confuso. Muchos pacientes de TOC experimentan ataques de pánico o síntomas de un ataque de pánico: manos sudadas, latido del corazón acelerado, pensamientos que van a cien por hora, mareo, debilidad en las extremidades, etc. También pueden sentir que están pasando por una experiencia fuera del cuerpo. Esto se conoce como disociación. Estas sensaciones, o ataques verdaderos pueden durar entre 5 y 10 minutos y pueden perdurar por horas.

Los médicos aún no saben del todo qué causa los ataques de pánico, y las provocaciones individuales varían mucho de persona a persona. Es posible que las personas que padecen trastorno de pánico son muy sensibles en su respuesta al miedo, haciendo que sea una coincidencia común con el TOC. Si sufres de ataques de pánicos frecuentes, consulta a un médico.

Trastorno Dismórfico Corporal (TDC) y Trastorno Límite de la Personalidad (TLP)

El trastorno dismórfico corporal es un subtipo de TOC donde la persona se pasa una considerable cantidad de tiempo preocupándose sobre un defecto físico imaginado o pequeño. Se obsesionan sobre sus rasgos, como sus narices o una cicatriz, y les consume la ansiedad de cómo otros los perciben.

Estos pensamientos penetran otros aspectos de la vida como las actividades sociales, salir a citas y el trabajo. Pueden hacer que las tareas diarias sean casi imposibles de terminar. El TDC puede afectar a cualquiera. Los estudios sugieren que le impacta a cada 1 de 200 personas, aunque no hay un número exacto.

Personas con TDC también pueden exhibir señales de trastorno límite de la personalidad (TLP). Esta es una condición común que afecta más o menos a 14 millones de estadounidenses en algún momento de sus vidas.

TDC y TLP pueden crear un tratamiento lento y difícil. Un paciente está lidiando con una rigidez de la personalidad igual que la ansiedad. Solo recuerda que no estás solo y que la recuperación es posible.

TOC y Trastornos de Alimentación

El TOC y la alimentación son un pareja complicada. Es extremamente común que las obsesiones impacten qué y cómo comes. Sencillamente, un trastorno alimenticio es un rango de trastornos psicológicos caracterizados por hábitos de alimentación anormales o disturbados. Se aparecen en diferentes formas: atracón, purga, comer de noche, anorexia, bulimia, etc. Todos estos trastornos involucran una obsesión donde la comida es el punto central. Los pacientes experimentan emociones, actitudes y comportamientos extremos alrededor de su peso y de la calidad de lo que comen.

Los trastornos de alimentación tienen un componente que es egosintónico. Esto quiere decir que su comportamiento está en linea con la manera que piensan. Por ejemplo, muchas personas con trastornos de alimentación quieren ser delgados, así que su comportamiento es un medio para lograrlo. Egodistónico quiere decir que el comportamiento y la manera de pensar no están en linea. Por ejemplo, muchas personas con depresión no quieren estar tristes, pero lo están.

Es más difícil tratar el trastorno egosintónico porque los pacientes suelen desear los afectos que conllevan. Dicho esto, el tratamiento está disponible y es sumamente recomendado.

TOC y El Perfeccionismo

Como con casi todos los hábitos, el perfeccionismo puede ser beneficioso de a poco. Sin embargo, constantemente aspirar por la perfección puede distraer en el dia a dia.

El perfeccionismo no es una condición mental diagnosticable. Más bien, es un término que representa una gama de comportamientos y características. Muchas personas que padecen TOC demuestran comportamientos del perfeccionismo. Puede que hagan y re-hagan su trabajo muchas veces por miedo a que no sea lo suficientemente bueno. Puede que se queden en la oficina hasta muy tarde para que otras personas sepan que están comprometidos a su trabajo. Tal vez sean extremadamente defensivos si se les critica, porque amenaza exponer potenciales defectos. Frecuentemente son rígidos en su manera de pensar y tercos hacia los estándares para sí mismos y otras personas.

Si el perfeccionismo es un manifestación visible de tu TOC, consulta a un profesional.

Apoya nuestro trabajo

Nuestra misión es cambiar la manera en que el mundo percibe la salud mental.