Made of Millions #DearManager
Un análisis profundo sobre los trastornos

Trastorno inducido por sustancias

Also known as SIDs

¿Qué es?

Cuando una persona común usa drogas o alcohol, experimenta una subida durante un cierto período de tiempo, después del cual los efectos se desvanecen y vuelven a la normalidad. Las personas que se drogan con regularidad podrían ver cambios en sus emociones diarias, conducta y niveles de energía como resultado de su consumo. Incluso pueden desarrollar una dependencia de estas drogas, conocida como adicciones o trastornos por uso de sustancias. Sin embargo, hay un pequeño porcentaje de personas que experimentan algo diferente conocido como el trastorno inducido por sustancias (SID, por sus siglas en inglés).

El SID ocurre cuando una droga o medicamento desencadena una condición de salud mental en la persona que los tomó. No son iguales a los trastornos por consumo de sustancias. En vez, el SID provoca síntomas como la depresión, la ansiedad o psicosis que perduran después de que se ha terminado su subidón. Antes de la ingesta, estos síntomas no estaban presentes. 

Los trastornos inducidos por sustancias varían en intensidad de leve a severo. Pueden ocurrir junto con otras condiciones de salud mental, sin embargo, estas condiciones no se consideran “inducidas por sustancias”. Solo los síntomas que ocurren directamente después del uso de sustancias figuran en el diagnóstico. 

Un gran rango de sustancias puede desencadenar un trastorno inducido por sustancias. Los más comunes son el alcohol, cafeína, cocaína, metanfetaminas, alucinógenos, nicotina, opiáceos y sedantes/benzodiacepinas. Los SID suelen ser reversibles mediante la desintoxicación del cuerpo de la sustancia y seguir con métodos de tratamiento que incluyen terapia o medicación. 

¿Cuáles son los síntomas?

Dentro del espectro de trastornos inducidos por sustancias, hay tres categorías distintas: intoxicación, abstinencia y trastornos mentales inducidos por sustancias. La intoxicación da explicación a los cambios fisiológicos que ocurren cuando se usa una sustancia, como la euforia, las alucinaciones, la alteración del juicio, el estado de ánimo elevado y la beligerancia, entre otros. El síndrome de abstinencia explica los cambios fisiológicos que ocurren después de que se deja de usar una sustancia, como náuseas, vómitos y temblores. 

Luego hay los trastornos mentales inducidos por sustancias. Los síntomas de estos trastornos coinciden con los síntomas de sus equivalentes no relacionados con las sustancias. Por ejemplo, el trastorno bipolar inducido por sustancias tiene los mismo síntomas que el trastorno bipolar. La única diferencia es cómo se “disparó” la condición.

Los 9 trastornos inducidos por sustancias reconocidos actualmente son:

  • El trastorno psicótico inducido por sustancias
  • El trastorno bipolar y otros trastornos relacionados inducidos por sustancias
  • Los trastornos depresivos inducidos por sustancias
  • Los trastornos de ansiedad inducidos por sustancias
  • El trastorno obsesivo compulsivo y trastornos relacionados inducidos por sustancias
  • Los trastornos del sueño inducidos por sustancias
  • Las disfunciones sexuales inducidos por sustancias
  • El delirio inducido por sustancias
  • El trastorno neurocognitivo inducido por sustancias

Para ser considerado un trastorno inducido por sustancias, se deben cumplir los siguientes criterios:

  • Los síntomas aparecen dentro del mes de intoxicación o abstinencia
  • Los síntomas causan una angustia significante y/o funcionamiento deficiente
  • Los síntomas no existían antes del uso de sustancias
  • Los síntomas no ocurrieron solamente durante un delirio agudo causado por la sustancia (por ejemplo, mientras borracho o drogado)
  • Los síntomas no perduran durante un período de tiempo considerable (por ejemplo, desvanecen después de una desintoxicación y mínimo tratamiento) Hay algunas excepciones.

¿Cuáles son algunas de las señales de alerta comunes?

En pocas palabras, depende del tipo sustancia que se consume. Si tienes un ser querido que está tomando drogas, y están experimentando diferencias visibles a su estado de ánimo y comportamiento, debería hablar con ellos sobre sus síntomas.

Diferentes tipos de drogas son asociadas con diferentes tipos de trastornos inducidos por sustancias. Las asociaciones más comunes son:

  • Alcohol: trastornos del estado de ánimo (depresión, ansiedad, bipolar), trastornos del sueño y trastornos psicóticos
  • Cafeína: trastorno de ansiedad
  • Cocaína: trastornos de ansiedad y pánico
  • Metanfetaminas: depresión, ansiedad y alucinaciones
  • Alucinógenos (marihuana, LSD): depresión, ansiedad, delirios y alucinaciones
  • Nicotina: ansiedad, irritabilidad y náusea
  • Opiáceos: ansiedad/irritabilidad y depresión
  • Sedantes/benzodiacepinas (Xanax, Valium, Ativan, Klonopi

¿Qué causa este trastorno?

No se entiende por completo por qué una persona desarrolla un trastorno inducido por sustancias después del consumo de drogas y otra no. Sin embargo, es más común en personas que se sabe tienen otros problemas de salud mental. Por ejemplo, alguien que lucha contra la depresión crónica tiene más probabilidad de desarrollar un trastorno inducido por sustancias después de usar drogas que una persona sin ningún historial de dificultades mentales. 

¿Cómo se trata?

El primer paso es la desintoxicación. La persona debe dejar de usar la sustancia o sustancias disponibles. A menudo, los síntomas desaparecen una vez que la droga ha salido del sistema de la persona. 

En los casos donde los síntomas siguen presentes, una combinación de opciones de tratamiento pueden ser consideradas, incluyendo la rehabilitación, la terapia conductual, intervenciones familiares y medicamentos.

Las psicoterapias como la terapia conductiva conductual (TCC) y la entrevista motivacional pueden ayudar a una person reformular su relación con diferentes sustancias, y encontrar la fuerza de voluntad para superar cualquier adicción que hayan formado. La terapia familiar multidimensional puede ayudar a una familia con un adolescente que lucha contra la adicción encontrar maneras productivas de afrontar y curarse juntos. Otros programas que ayudan pueden ser los grupos de apoyo como Alcohólicos Anónimos y Narcóticos Anónimos.

Dependiendo de la situación, también se podrían recomendar los medicamentos. Alguien con depresión inducida por sustancias podría ser recetado antidepresivos para elevar su estado de ánimo, o alguien con una psicosis inducida por sustancias podría ser recetado antipsicóticos. En los casos graves se podría requerir hospitalización.

¿Cómo puedo ayudar a un ser querido con SID?

Los SID le pueden àsar a personas con o sin problemas de uso de sustancias. En otras palabras, no necesitas sufrir de una adicción para experimentar los síntomas del SID. 

Si conoces los hábitos de uso de sustancias de un ser querido, y notas en ellos cambios de humor y conducta inesperados, busca el tiempo para hablar con ellos sobre sus síntomas. Recuerda que los síntomas no necesitan surgir inmediatamente. Pueden salir a la luz poco a poco en el transcurso de un mes.

Presta mucha atención a cómo le va a tu ser querido en el trabajo, en le escuela, en el hogar y en su vida social. ¿Están acutando de manera errática o diciendo cosas raras? ¿Están distantes o aislándose? ¿Hay otros amigos o miembros de la familia que han expresado inquietudes sobre acciones recientes? Si es así, vale la pena tener una conversación honesta sobre la gravedad de sus síntomas y si encajan con el reciente uso de drogas. 

Si tu ser querido está luchando con una adicción, tu curso de acción posiblemente sea diferente. Lee más acerca de cómo ayudar a un ser querido con un trastorno por consumo de sustancias aquí.

Apoya nuestro trabajo

Nuestra misión es cambiar la manera en que el mundo percibe la salud mental.