Made of Millions #DearManager
Un análisis profundo sobre los trastornos

Amnesia disociativa

Anteriormente llamada amnesia psicógena

¿Qué es?

El olvido es una parte desafortunada de la vida cotidiana. Muchos de nosotros hemos perdido las llaves de casa o hemos dejado la billetera en un restaurante. Este comportamiento es frustrante pero común. Sin embargo, algunas personas tienen una condición que les hace olvidar información mucho más importante. Este fenómeno se llama amnesia. 

La amnesia disociativa, antes llamada amnesia psicógena, ocurre cuando una persona bloquea mentalmente información sobre quienes son o alguna cosa que han vivido. A menudo es una respuesta a un trauma intenso. El grado de pérdida de memoria que viene con la amnesia disociativa no puede ser explicado por el "olvido" normal y no es el subproducto de una condición médica, como un derrame cerebral. 

La amnesia disociativa varía en gravedad entre leve y severo. Se considera una condición rara, que afecta al 1% de los hombres y al 2.6% de las mujeres. 

¿Cuáles son los síntomas?

La disociación es cuando una persona se desconecta de sus pensamientos, recuerdos, sentimientos, acciones, entorno o sentido de identidad. En el caso de la amnesia disociativa, es la memoria que es afectada. Datos importantes como su nombre, dónde viven, personas que conocen o un abuso que han sufrido se “bloquean” de su memoria. Esta pérdida de memoria se conoce como amnesia.

Hay tres tipos de amnesia que pueden ocurrir:

  • Localizada: La información que es bloqueada se relaciona con un conocimiento específico o con una parte de la vida de una persona. Por ejemplo, una persona podría no recordar que fueron violados, pero pueden recordar otros detalles del día en que ocurrió.
  • Generalizada: La información que es bloqueada se relaciona a partes importantes de la vida o identidad de una persona como su nombre, dónde viven, quiénes son sus familiares, o cuándo nacieron.
  • Fuga: Esto es cuando una persona adopta una personalidad alternativa durante su episodio de amnesia. A menudo viajan mientras están en este estado. Si son encontrados, frecuentemente no tienen conocimiento de su yo “pasado”.

La amnesia disociativa normalmente es temporanea. Los recuerdos bloqueados resurgirán por sí mismos, durante la terapia o cuando sean provocados por algún otro evento de la vida. Durante un episodio, a menudo las personas desconocen que les falta datos importantes o son indiferentes a su ausencia. Esto es diferente a la amnesia médica que suele desconcertar a las personas afectadas. 

¿Cuáles son algunas de las señales de alerta comunes?

La amnesia disociativa puede ser distinta en diferentes personas. Algunos pueden sufrir una pérdida de memoria repentina y notable, mientras que otros pueden parecer inconscientes de un evento que tuvo lugar en su pasado. Si estás preocupado que un ser querido tiene amnesia disociativa, hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Han olvidado repentinamente componentes clave de su identidad, como su nombre, edad, género, profesión, dirección o aspectos importantes de su crianza? 
  • ¿Tienen una versión diferente de un evento que ocurrió, como un desastre natural, un tiroteo o una violación? ¿O no recuerdan en absoluto el acontecimiento que ocurrió, a pesar de que los demás saben que estuvieron allí? 
  • Cuando se enfrentan a la pérdida de su memoria, ¿no se dan cuenta o son indiferentes? En otras palabras, no se esfuerzan por recordar algo que saben que falta.  
  • ¿Han experimentado algún recuerdo intenso, sin ser capaces de recordar completamente el evento que lo está provocando? 
  • ¿Parecen más confundidos o brumoso de lo normal? 
  • ¿Tienen problemas para mantener las relaciones o para abrirse a los demás? 
  • ¿Luchan contra la depresión o la ansiedad, junto con otros síntomas? 

Estos comportamientos no pueden confirmar un diagnóstico, pero si insinúan uno. Si te sientes cómodo haciéndolo, habla con tu ser querido sobre su conducta y por qué estás preocupado.

¿Qué causa este trastorno?

Las causas exactas son desconocidas. Los médicos creen que algunos factores juegan un papel en su desarrollo, incluyendo:

  • La genética: Se piensa que las personas son más propensas a desarrollar la amnesia disociativa si hay un historial familiar de condiciones disociativas.
  • Trauma: La mayoría de las personas con amnesia disociativa los desarrollan después de experimentar algo traumático o estresante, como tener un accidente de coche, ir a la guerra, ser violado o vivir un desastre natural. La disociación puede ser la forma en que el cerebro se enfrenta a este trauma. 

¿Cómo se trata?

Normalmente, el tratamiento de la amnesia disociativa implica alguna combinación de psicoterapia y medicación. Los planes de tratamiento suelen ser muy individualizados, según la severidad de la condición. Los objetivos principales del tratamiento son minimizar los síntomas, ayudar a la persona a recordar de manera segura lo que ha bloqueado, desarrollar habilidades para enfrentar la situación y mejorar cualquier aspecto de su vida que haya sido afectado negativamente por el trastorno. 

El tratamiento de psicoterapia puede incluir:

  • Psicoterapia individual: Sesiones individuales que ayudan a las personas a entender y manejar mejor sus síntomas. 
  • Terapia cognitivo-conductual (TCC): Un modelo terapéutico que desafía los patrones de pensamiento y los comportamientos negativos. Durante la TCC, un terapeuta ayudará a una persona a establecer mecanismos saludables para sobrellevar sus delirios y alucinaciones.
  • Hipnoterapia: Una forma de terapia en la que el paciente se somete a una hipnosis clínica para descubrir recuerdos reprimidos, cambiar conductas o intentar fusionar sus personalidades. A menudo se utiliza junto con la psicoterapia individual. 
  • Terapia adjunta: También llamada terapia "complementaria", estas estrategias se utilizan junto con un método de tratamiento principal para ayudar a impulsar el progreso. Los tipos comunes incluyen la terapia del arte o de movimiento que ayudan a las personas a conectarse con partes de su mente que podrían haber sido "apagadas" por un trauma. 
  • Terapia familiar: Un modelo que enseña a los miembros de la familia cómo lidiar con la condición de sus seres queridos y potenciar la recuperación. 

No existen medicamentos aprobados específicamente para la amnesia disociativa. Sin embargo, personas con la condición a menudo luchan contra otros trastornos como el TEPT, problemas de uso de sustancias y depresión. Se pueden utilizar medicamentos como antidepresivos, tranquilizantes o ansiolíticos para tratar estos trastornos. 

Es importante recordar que los planes de tratamiento son personalizados. Si estás buscando ayuda, asegúrate de trabajar uno a uno con un médico. Solo porque un medicamento o terapia le ayuda a otra persona a recuperarse, no significa que será la solución correcta para ti. Nunca te sientas culpable por pedir ayuda, tomar medicamentos o ir a terapia. Encargarte de tu salud mental es algo productivo y valiente. 

¿Cómo puedo ayudar a un ser querido con Amnesia disociativa?

Puede ser difícil saber cómo reaccionar cuando alguien que amas no está bien. ¿Quieren hablar de ello, o prefieren mantener sus experiencias en privado? ¿Los alejarás si tocas el tema?

No existen respuestas sencillas a estas preguntas. Cada persona se ocupa de su salud mental de manera diferente. Dicho esto, todos queremos sentirnos amados y apoyados. Demostrarle a alguien que estás comprometido con su bienestar puede marcar un mundo de diferencia. Aquí hay algunas formas de cómo hacerlo:

  • Edúcate: Infórmate sobre los síntomas, opciones de tratamiento y las recomendaciones para vivir sanamente. Prueba a comprender por lo que está pasando tu ser querido para que estés preparado para hablar sobre ello con ellos. Esto también hará que seas un recurso valioso a la hora de encontrar tratamiento. 
  • Aboga por el tratamiento: Pedir ayuda puede ser duro. El estigma social a menudo no permite que las personas hablen libremente de sus síntomas. Apoya a tu ser querido ayudándolos a investigar diferentes métodos de tratamiento o médicos en su área. Si gustan, puedes ir con ellos a algunas sesiones. Recuérdales que no hay nada raro con buscar ayuda y que estás orgulloso de ellos por seguir adelante.
  • Sé empático: La amnesia se siente muy real. Evita hablarles bruscamente cuando no pueden recordar hechos importantes o parecen desorientados. Mantén la calma y recuerda por lo que están pasando. Recuérdales que estás ahí para ellos y que los amas. 
  • Sé paciente: No te lo tomes personalmente si te atacan de alguna forma. Ellos están luchando contra algo que es muy difícil de superar. Su distanciamiento no tiene nada que ver contigo. Sigue estando presentes para ellos aún cuando sientas que no ayuda. El acto por sí solo les deja saber que hay personas en sus vidas que se preocupan por ellos.

Y finalmente, recuerda de cuidarte. Busca terapia para ti si estás teniendo dificultades para lidiar con su condición.



Apoya nuestro trabajo

Nuestra misión es cambiar la manera en que el mundo percibe la salud mental.